Iniciativas que fomentan la Inclusión en la UdeC y UCSC desarrollan plan de trabajo colaborativo

Iniciativas que fomentan la Inclusión en la UdeC y UCSC desarrollan plan de trabajo colaborativo

A través del convenio de colaboración, firmado por ambas Instituciones de Educación Superior, se  desarrollarán distintas actividades y acciones que fomenten la instalación de una cultura inclusiva en la comunidad universitaria.

Buscando avanzar en la instalación de una cultura universitaria inclusiva, las integrantes del Proyecto Inclusión UdeC y de la Unidad de Inclusión Estudiantil de la UCSC, han trabajado en el desarrollo de un plan de trabajo, en concordancia con las acciones o compromisos concretos que den cumplimiento con lo establecido en el convenio específico de colaboración firmado entre ambas Universidades.

En el Convenio se establecen los principales lineamientos que guiarán a las Instituciones en la ejecución de este trabajo colaborativo y articulado, fortaleciendo los distintos procesos inclusivos existentes, a través de acciones que permitan la participación de toda la comunidad universitaria.

Que el sistema de educación superior del Biobío sea más inclusivo, indicó la directora ejecutiva del proyecto UdeC, María José Solís, es responsabilidad de todos y todas la personas que lo integran. “Por lo que el proceso de visibilizar las temáticas vinculadas a la inclusión debe ser participativo, articulado y en conjunto con otras instituciones que trabajan en instalar estos temas”, comentó.

Para la coordinadora de cultura y política del proyecto Inclusión UdeC, Andrea Lozano, es importante aunar esfuerzos con otras instituciones de educación superior para instalar una cultura inclusiva, que permita la participación plena y efectiva de todas las personas en el espacio universitario.

“Lo que permite identificar y eliminar progresivamente las barreras que afectan, en forma negativa, los procesos de inclusión, sobre todo las actitudinales o culturales que se relacionan con  los mitos, prejuicios y estereotipos que se tienen sobre otras personas”, señaló.

En reuniones mensuales, las integrantes monitorean las acciones conjuntas avanzando hacia el logro de los objetivos definidos en el plan. Este trabajo indicó Andrea Lozano, “nos ha permitido aprender, de las experiencias de otros equipos profesionales, cómo se han ido instalando temáticas de inclusión en su institución y tomar esa experiencia y conocimiento previo para fortalecer las acciones conjuntas”.

A su vez, la Jefa de Unidad de Inclusión Estudiantil de la UCSC, Paulina Valdés Hidalgo, comentó que la instancia es muy enriquecedora, ya que permite compartir conocimientos entre universidades desde sus prácticas hasta las proyecciones de cómo nos vemos en torno a la inclusión como comunidad en el Biobío.

“El trabajo mensual nos permite estar activos y comprometidos en los acuerdos establecidos y, lo mejor, es que podemos realizar actividades para nuestros estudiantes y docentes entre las universidades que participamos del proyecto. Para mí ha sido una muy buena experiencia, ya que hemos generado nuevas redes de vinculación con profesionales altamente comprometidos con la cultura inclusiva”, puntualizó.